¿Estado Dominicano en contra de Haitianos?

ORGANISMO PUBLICO DOMINICANO DIFAMA A HAITIANOS

Ellos son dos jóvenes haitianos, estudiantes universitarios en la República Dominicana; uno de ellos, de nombre Ronny Jean Baptiste, estudiante en la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) y el otro es Claude Jean Mary que está estudiando la carrera de Arquitectura en la Universidad Iberoamericana (UNIBE).

Tres haitianos, dos de ellos estudiantes universitarios, Ronny Jean Baptiste y Claude Jean Mary, y el otro es ya un ingeniero en Telecomunicaciones, Eddy Jean Baptiste, hermano del primero, quien estaba de visita en la República Dominicana, han sido difamados públicamente por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Lo inusual de este caso es que esos jóvenes han sido descargados de los presuntos hechos cometidos en la Fiscalía, ha sido demostrada su inocencia, pero la DNCD hizo caso omiso, y tal vez por su afán de buscar a otros narcotraficantes que no sean los fugitivos Sobeida y José Figueroa, dieron la siguiente información a los medios de comunicación:

“La DNCD tenía informaciones muy precisas sobre las actividades de estos individuos. Fueron sorprendidos en una zona donde frecuentemente son intervenidos puntos de distribución de narcóticos”, y esas autoridades agregaron también que los haitianos no tenían documentos cuando fueron detenidos.

Por obra de la DNCD, los tres compatriotas nuestros, tuvieron mala fama, a través de los medios de comunicación, porque publicaron sus fotos para informar a la comunidad que ellos son supuestos mafiosos que ejercían poder en la zona norte del Distrito Nacional.

Consecuencias de ese linchamiento moral, por falta de responsabilidad de parte de ese organismo estatal dominicano: Eddy Jean Baptiste, el ingeniero haitiano, teme perder la oportunidad de ser contratado en una agencia de Naciones Unidas en la que había pre-seleccionado. Ahora les toca a esos estudiantes que han sido detenidos por la DNCD, dar explicaciones por todo lo largo de su vida universitaria. Imagínense a esos estudiantes, en la angustia y el estrés, que generan los estudios, los acontecimientos a sus compatriotas aquí en el país y tendrán además que lidiar también con ese: en cada esquina que los vean, tendrán incluso que aclarar los hechos ante caras dudosas.

Petición de los jóvenes

Lo que pasó, pasó… pero el problema sigue en que la DNCD no asume responsabilidad ante el error cometido por ellos mismos, y por nada quieren retractarse y aclarar las cosas. Quizás el orgullo no los permite hacerlo, y solo lo que esos jóvenes quieren es sencillamente eso: Que la DNCD se retracte y enseña un papel de disculpa a sus amigos y familiares en República Dominicana y Haití. Pero también sería mejor que lo presenten ese papel públicamente y en todos los medios de comunicación en que esos muchachos han sido perjudicados moralmente.

Lo que se deja ver eso (además de este hecho, hay miles de otros casos), que muchas de las autoridades dominicanas no tienen ningún respeto o alguna consideración al estatus estudiante universitario de un individuo, no importa que sea nacional o extranjero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s